LA MEMORIA DE ESPERANZA RECUERDA

Nogalina y acrílico sobre papel. 2017.
dibujo preparatorio con nogalina sobre papel.

Dicen que lo último que uno pierde es la memoria, o la Esperanza.
Será porque pienso que ya he cumplido con los años y comienzo la etapa de luchar contra mi olvido.
Será que dibujando y escribiendo a la vez (que es como conformo mi duende interno) y descubro cómo para recordar una mirada hay que comenzar por los pinceles y acabar con las palabras.
Escribo intensamente, obsesivamente...
Paso, trascribo aquellas historias que me contó mi abuela Esperanza Recuerda. Pero para hacerlo necesito reconstruirla tal y como mi mente lucha por hacerla presente.
Entonces es cuando surgen sus palabras y su magia: la magia de una contadora de historias.

Pienso que si soy escribidor es por esa necesidad de que LA MEMORIA no pierda su paso. Creo que  estas historias, contadas a lo largo de toda nuestra niñez y adolescencia, no deben perderse. Deben de ser integradas dentro del mosaico de todas las vidas.

Mis manos recorren deprisa el teclado del ordenador y vuelven a buscar los pinceles y aquella hoja de papel que mancho con ansia en busca de tus tardes todas, dedicadas a tus nietos.

Y hace ahora casi veinte años de todo, pero parece que el eterno recuerdo se ceba en las palabras y en los pigmentos.

Entradas populares de este blog

25 AÑOS DE OBRA PÚBLICA.

LA LEYENDA DE LOS PASTORES Y LA VIRGEN DE ALHARILLA. HACE 768 AÑOS

ARTICULO DE ALFREDO GONZÁLEZ CALLADO SOBRE EL LIBRO: ADIÓS A LAS TRINCHERAS.